ACLARAMIENTO DE MANCHAS DE LA PIEL CON Ac TRANEXÁMICO

Según la doctora Leonor Maribel Limache Yaringaño, especialista en dermatología de SKIN LOVER,

El melasma es una de las patologías más comunes en la consulta de medicina estética y en dermatología. Se trata de la coloración oscura de la piel que aparece, generalmente en el rostro, siguiendo esquemas simétricos en mejillas, cejas, área del bigote, pero también podemos verlo en escote, hombros y brazos. Se ve más en mujeres que en hombres y quienes las padecen suelen afectarse en mayor o menor grado en las esferas emocional y social porque se sienten poco agraciados, lo que disminuye su autoestima y se traduce en restricción de las interrelaciones por temor al rechazo.

Debido a que su causa es multifactorial, los tratamientos son también múltiples, tratando de controlar las complejas vías de interrelación de los melanocitos (células que producen el pigmento). Todos los tratamientos utilizados hasta ahora, con el ácido retinoico y la hidroquinona liderando la lista, no logran superar una mejoría del 50% de aclaramiento en la mayoría de los casos. Adicionalmente, la recidiva o mejor llamado “rebote pigmentario”, junto a la hipersensibilidad de la piel y la aparición de capilares sanguíneos en las zonas tratadas, se observan al cabo de suspender dichas terapias. Se han utilizado solos o combinados, los peelings de ácido kójico y ácido glicólico, dermoabrasiones, láseres, IPL y cremas con resultados muy variables. Es por ello que la ciencia ha sido perseverante en la búsqueda de resultados más contundentes y sostenibles en el tiempo, encontrándonos con una nueva opción terapéutica que está dando mucho de qué hablar: el ácido tranexámico.

Para poder tratar el melasma de forma eficaz y prevenir su reaparición, es fundamental que el paciente sea valorado por un dermatólogo para descartar factores desencadenantes y elegir el mejor tratamiento. Lo más efectivo es la combinación de múltiples métodos que pueden incluir despigmentantes químicos, homogenizadores de la piel, protección solar estricta y en muchos casos, láser o peeling.

El ácido tranexámico actúa inhibiendo la actividad de la plasmina inducida por los rayos ultravioletas en los queratinocitos. Esto produce una disminución de la tirosinasa que es el enzima responsable de producir el pigmento de la piel (melanina). Varios trabajos han demostrado la eficacia de las inyecciones de ácido tranexámico con una mejoría a partir de la cuarta semana y una mejoría más notable a partir de las octava y decimosegunda semana.

El sistema del microneedle consiste en el uso de múltiples micropunciones para facilitar la absorción del medicamento que estamos administrando. En este caso de utiliza para favorecer la entrada del ácido tranexámico en nuestra piel. Es un tratamiento prácticamente indoloro, que como no deja marca, no altera el día a día de los pacientes.

El uso del ácido tranexámico se ha convertido en una herramienta más en el tratamiento del melasma, y especialmente en aquellos casos más resistentes. Pero es importante recordar que, aunque el microneedling con ácido tranexámico por si solo es un buen tratamiento, el melasma mejorará mejor y más rápido si lo combinamos con otros tratamientos tópicos que el paciente podrá hacer en su domicilio.

¡Contáctanos y descubre lo que podemos hacer por ti!
Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *