¿HAY CURA PARA EL VITILIGO?


El vitiligo es una anomalía pigmentaria adquirido de la piel, que se manifiesta por unas máculas (manchas) blancas de borde normal o hiperpigmentado; la piel despigmentada es normal en todos los otros aspectos. El vitiligo afecta a las personas de todo tipo de piel, pero puede ser más perceptible en las personas de piel más oscura. Esta afección no pone en peligro la vida ni es contagiosa. Puede ser estresante y hacerte sentir inseguro de ti mismo.

SÍNTOMAS:

El signo principal del vitiligo es la pérdida de pigmentación irregular en la piel. Estás manchas

se localizan preferentemente en la cara, dorso de las manos y muñecas, los genitales, las axilas, la zona umbilical, y tiene especial predilección por las áreas periorificiales.

Las manchas son de diversos tamaños, pueden situarse simétricamente y en las zonas afectadas cubiertas de pelo, este se vuelve blanco.

Las manchas blancas son hipersensibles a las radiaciónes ultravioletas y se queman fácilmente al ser expuestas al sol.

El vitiligo puede comenzar a cualquier edad, pero suele aparecer con mayor frecuencia antes de los 20 años.

Según el tipo de vitiligo que tengas, las manchas sin color pueden afectar:

Muchas partes del cuerpo. En este tipo denominado «vitiligo generalizado», que es el más frecuente, las manchas sin color suelen presentarse de manera similar en partes del cuerpo correspondientes (en forma simétrica).

Solo un lado o una parte del cuerpo. Este tipo, que se llama «vitiligo segmentario», tiende a presentarse a una edad más temprana, progresa durante un año o dos y luego se detiene.

Una o solo algunas zonas del cuerpo. Este tipo se conoce como «vitiligo localizado (focal)».

CAUSAS:

El vitiligo se presenta cuando las células productoras de pigmento (melanocitos) mueren o suspenden la producción de melanina, el pigmento que le proporciona color a la piel, el cabello y los ojos. Las manchas de la piel afectada se vuelven más claras o blancas. Los médicos desconocen por qué las células no cumplen su función o mueren. Esto puede estar relacionado con:

  • Un factor genético: aproximadamente un 30% de los pacientes tienen una historia familiar de vitíligo, e inclusive en estudios epidemiológicos se ha observado una clara agregación familiar, en la cual el riesgo relativo es mayor con la proximidad del parentesco.
  • Teoría autocitotoxica, algunas moleculas que el melanocito forma durante el proceso de la producción de melanina (fenoles,catecoles,y quinonas) tienen efecto tóxico sobre la célula pigmentaria. Se presume que, en circunstancias especiales, algunos de estos compuestos se acumulan y pueden ejercer la acción tóxica destruyendo los melanocitos.
  • Hipótesis neuroquímica, se presume que un mediador neuroquímico (acetilcolina) posiblemente liberado por las terminaciones nerviosas, disminuye la producción de melanina por un efecto directo sobre los melanocitos.
  • Hipótesis autoinmune. Los anticuerpos contra los melanocitos han sido detectados en personas con vitíligo, y se ha encontrado correlación entre la actividad del vitíligo y el nivel de anticuerpos antimelanocitos.

No es raro observar el vitíligo después se una quemadura solar, así como la aparición de una mancha en la zona que previamente ha padecido algún traumatismo (fenómeno de Koebner), después de un episodio de estrés o la exposición a productos químicos industriales.

TRATAMIENTO:

Es difícil predecir cómo progresará la enfermedad. En algunos casos, las manchas dejan de formarse sin tratamiento. En la mayoría de los casos, la pérdida de pigmentación se extiende y con el tiempo afecta a la mayor parte del cuerpo. En raras ocasiones, la piel recupera su color.

El tratamiento consiste, de forma general, en intentar la repigmentación de las zonas de piel afectada mediante la estimulación de los melanocitos que puedan quedar intactos. Por lo tanto, además de seleccionar la terapia más apropiada, médico y paciente deberán concentrar sus esfuerzos en la paciencia y constancia.

Existen 2 modalidades terapéuticas: médica y quirúrgica.

En la terapia médica, tenemos la terapia tópica con diversas cremas en áreas poco extensas, foterapia (aplicación de Luz en condiciones estandarizadas), terapia sistémica con ciertos medicamentos.

En la terapia quirúrgica puede intentarse tratamientos quirúrgicos con trasplantes de miniimjertos.

Cuando consultar al médico

Consulta con tu médico si notas que algunas zonas de la piel, el cabello o los ojos están perdiendo color. El vitiligo no tiene cura. No obstante, el tratamiento puede ayudar a detener o retrasar el proceso de cambio de color y recuperar algo del color de la piel.

COMPLICACIONES:

Las personas con vitiligo pueden correr un mayor riesgo de que suceda lo siguiente:

  • Angustia social o psicológica
  • Quemaduras de sol y cáncer de piel
  • Problemas en los ojos, como inflamación del iris (iritis)

Chequea el Curriculum Vitae de la Dra Maribel Limache

Pide una consulta con la Dra Maribel Limache

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *